Canal RSS

El pescador contra el atún, un pulso de vida o muerte

Publicado en

Los brazos del marinero contra la fortaleza vital del ATÚN, así es la lucha que mantienen ambos durante la pesca de esta especie en el LEVANTE ALMERIENSE. Ramón Aguado, el Gato, aprendió de su padre, y su padre de su abuelo, y así sucesivamente, y ellos le enseñaron que “a la mar miedo nunca, pero si respeto”. Tras 40 años en la mar, todavía se emociona cuando pican, y eso significa que “hay pesca, y es que el día que no me emocione no iré nunca más a la mar”. Una dilatada experiencia que nos muestra con sus conocimientos sobre el ATÚN, “un pez muy bravo, con mucha fuerza” cyua captura le produce una gran satisfacción personal, y es que tiene su mérito “pescar con un anzuelo un pez de hasta 500 kg”.

Es un pulso “tú contra él, son los brazos del marinero contra el ATÚN, mientras él tira con todas sus fuerzas para no perder la vida”, nos cuenta otro pescador de Carboneras, Juan Belmonte. Esta tarea llega a ser peligrosa, “se ha llevado a gente para abajo y aún estamos esperando todavía” señala el Gato, quien destaca la técnica de pesca que emplean “trabajando de tú a tú con el pescado, artesanalmente con el anzuelo”.

Atunes en el Levante Almeriense

Para Enrique Aguado el instante en el que se pesca el ATÚN “es un momento muy complicado con mucho peligro” y es que el ATÚN “es tan bravo, que tiene tanta fuerza como 10 personas”, por eso “la experiencia es muy importante”. Posteriormente “lo amarramos al barco, mientras otro lo engancha y lo vamos acercando hasta la borda, con mucho cuidado, para no destrozar la carne, de gran valor comercial”, señala. De su propia experiencia recuerda que el ATÚN más grande que pescó pesaba 520 kg, pero “conozco a pescadores que llegaron a pillar atunes de hasta 750 kg”. Un trabajo muy duro que según Enrique Aguado solo puedes realizar si verdaderamente te gusta.

Embarcación de palangre en el puerto de Carboneras

Carboneras, un referente de la pesca de palangre de superficie del Mediterráneo

Juan Belmonte afirma que los marineros de Carboneras son conocidos en todo el Mediterráneo porque “hemos sido la flota de palangre de superficie más grande”. Y aunque “en Carboneras hemos tenido épocas de mala pesquerías y hemos pescado otras especies alternativas, el ATÚN supone el 60% de las capturas, con los puestos de trabajo que ello implica fuera de la mar”. Por cada puesto de la mar “son 10 indirectos de tierra, esto es una cadena y si la rompemos no anda la bicicleta”, nos explica Ramón Aguado.

“La pesquería la empezábamos a principios de mayo, cuando viene el pescado del derecho, y la acabábamos sobre julio cuando el pescado había desovado y volvía para el Atlántico, ahora pillamos en todas las épocas del año”, afirma Belmonte. Este pescador aún recuerda cuando embarcó por primera vez, con solo trece años vivió durante 29 días su primera experiencia en la mar.

Ramón Aguado, el Gato, nos cuenta el valor de Carboneras en la pesca de esta especie, “desde aquí hemos recorrido medio mundo desde las costas de Libia hasta Cabo Blanco, arrancábamos en Libia a primeros de mayo, después Lampedusa, Cerdeña, Sicilia, Argelia, Túnez, y acabábamos aquí en Mallorca, Cabo de Gata o en Palos, siguiendo la dirección del ATÚN.

Después de relatar la experiencia de estos pescadores, os atrevéis a pescar unos atunes? Contadnos vuestra experiencia como pescadores!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: