Canal RSS

Archivo de la etiqueta: almadraba

Noviembre: al rico y apreciado bonito

Publicado en

Bonitos en el Levante AlmerienseEs un delicioso pescado azul, rico en Omega-3 y muy apreciado gastronómicamente. Es el BONITO del LEVANTE ALMERIENSE, una especie que los pescadores de la zona capturan con artes de cerco, arte claro, palangre, enmalle, curricán, almadraba.

Es una especie pelágica, que posee un cuerpo esbelto y alargado con escamas pequeñas y largas mandíbulas. Se caracteriza por su enorme boca, con dientes cónicos y pequeños, así como por sus ojos grandes y redondos. Sus aletas dorsales están prácticamente juntas. Su dorso es azul verdoso con 5-11 bandas oscuras ligeramente oblicuas en los adultos y 12-16 verticales en los jóvenes. La parte interior de los flancos y el vientre son plateados. Tiene una talla máxima que alcanza los 90 cm de longitud, con un peso máximo de 10 kg.

Forma grandes bancos en la superficie de aguas litorales, realiza grandes migraciones, y se alimenta de peces, especialmente sardinas, boquerones, caballas y lisas. En el Mediterráneo se reproducen en primavera y principios del verano. Y en la zona del litoral andaluz se pesca fundamentalmente con artes de cerco, redes de enmalle, palangre de superficie, curricán, almadraba…

El BONITO es un pescado azul, por lo que su contenido graso es elevado en comparación con el de los pescados magros. Su grasa es rica en ácidos grasos omega-3 que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. El BONITO, como el resto de los pescados, es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y posee cantidades diversas de vitaminas y minerales.

Bonito en la cocina

En el ámbito gastronómico el BONITO es muy valorado, su carne es muy sabrosa y se comercializa tanto fresco como congelado o en conserva. Ofrece numerosas posibilidades a la hora de prepararlo y conservarlo gracias a la consistencia de su carne. Es habitual que junto al bonito fresco se encuentren en el mercado conservas de bonito (al natural, en escabeche o en aceite), bonito congelado o mojama de bonito. En las pescaderías podemos adquirir bonito en medallones, en mariposa o en filetes, que podemos preparar estofado con tomate y cebolla u otras hortalizas, acompañados de patatas, cocinado a la plancha o a la parrilla, como carpaccio, marinado, o demenuzado como base para albóndigas, hamburguesas, empanadas, pimientos rellenos, lasañas o canelones. Podemos cocinarlo de mil maneras, de todas ellas está delicioso.

SABÍAS QUE…

  • El BONITO presenta en su carne unas partes de color rojo más intenso, son zonas musculares cuyo color se debe a la sangre que ahí se concentra
  • Existe el BONITO del sur, también llamado BONITO común y el BONITO del norte, denominado atún blanco y perteneciente a la familia de los túnidos
  • El BONITO se diferencia del atún principalmente por la longitud de la aleta pectoral, que en el BONITO es bastante más larga, así como por las rayas oblicuas de color oscuro que el BONITO presenta a ambos lados de la zona dorsal
Anuncios

Agosto: el veloz pez espada

Publicado en

Pesca Pez espada

El PEZ ESPADA es la especie protagonista este mes de agosto en SABOR A MAR. La peculiar forma alargada de su rostro en forma de espada le da este peculiar nombre a este veloz y sabroso pescado. Su carne blanca rosada es muy sabrosa y apreciada, y para su captura en el LEVANTE ALMERIENSE se emplean el palangre como arte de pesca.

Llamado aguja palar, emperador, espadarte, moro o mako, el PEZ ESPADA es una especie pelágica de constitución robusta con un hocico que termina en un rostro largo y aplanado en forma de espada, que puede llegar a alcanzar la tercera parte de la longitud total del cuerpo. Los jóvenes PECES ESPADA tienen pequeñas escamas a lo largo del cuerpo, presentan dientes, que pierden cuando alcanzan tallas más grandes. Mientras que los adultos presentan una piel rugosa, sin escamas, no poseen dientes, y presentan dos aletas dorsales y anales separadas. El color de su dorso es grisáceo o azulado y el vientre es blanquecino o plateado.

Pez Espada

Pueden medir de 1,2 metros a 4,5 metros y alcanzar un peso de 30 a 500 kg, es agresivo y voraz y se alimenta de moluscos y de diferentes tipos de peces y cefalópodos. Este pez alcanza la madurez sexual entre los 2 y los 4 años, y durante el periodo de reproducción los machos nadan alrededor de las hembras y fecundan los millones de huevos. Los progenitores seguirán cerca de ellos para ahuyentar a otros peces que intentarán comérselos.

Es una especie común en todas las lonjas del litoral andaluz, que se pesca fundamentalmente con palangre, curricán y almadraba, y es en los puertos pesqueros de Ayamonte, Algeciras, Garrucha y Carboneras, donde mayor volumen de capturas se obtienen, con un 85 % de la producción total, extrayéndose en mayor cantidad entre julio y septiembre.

Palangres para la pesca del pez espada

Con salsa de gambas, a la cordobesa, en salsa verde, con almendras o a la griega, el PEZ ESPADA se prepara de mil y una formas, y todas deliciosas. Su carne es blanca rosada, magra y sabrosa. Es muy apreciada y se consume tanto en fresco como congelada. En algunas ocasiones, se vende fraudulentamente cierto tipo de tiburones como si fuesen PEZ ESPADA.

SABÍAS QUE…

  • Es un pez oceánico que puede encontrarse a 800 m de profundidad. Realiza grandes migraciones, en solitario o pequeños grupos, hacia aguas más cálidas para reproducirse, y hacia aguas más frías para alimentarse.

  • El PEZ ESPADA se basa en su gran velocidad de 80 km/h y su agilidad en el agua para atrapar a su presa.

  • Su hocio alargado en forma de espada lo utiliza como arma tanto para atacar a sus presas, como para defenderse de sus depredadores naturales, y que le permite incluso enfrentarse a peces de mayor tamaño como el pez martillo.
  • La reproducción tiene lugar de junio a septiembre en el Mediterráneo y de enero a octubre en el Atlántico.

Vidas dedicadas a la mar en Villaricos

Publicado en

“Mi padre, mi abuelo, y los padres de mi abuelo eran pescadores” nos cuenta José Rico, el Morales, un pescador de Villaricos que no puede vivir sin la mar. “Tengo 77 años, y sigo saliendo a la mar con mis hijos, como ellos ignoran tantas cosas, y yo como he estado toda la vida dedicándome a esto pues les enseño”, nos explica. El Morales, apodo que heredó de su padre, lleva dedicando su vida a la mar desde los 15 años, “pescando en Canarias, Castellón de la Plana, Vinaroz, Cabo Verde…”.

Vista de Villaricos

Nacido y criado en Villaricos, “un pueblo tradicional marinero, en el que no hay campo ni agricultura, solo gente de la mar”, el Morales, confiesa que hasta que “no me dé un infarto de éstos que me han dado y mientras que Dios me dé fuerzas, seguiré saliendo a la mar y me gustaría morirme en ella”. Muchas veces “me vengo a dormir en verano al barco, verá usted si le gusta a uno la mar…” y como “yo no sé hacer otra cosa, en casa sigo armando las artes”, nos confiesa.

Pesca de la lecha con moruna

Los Morales practican la pesca de temporada, por lo que según la época del pescado preparan unas artes específicas para cada especie. Este año no ha sido un buen año para la LECHA, la especie protagonista este mes en SABOR A MAR. No hay una explicación clara sobre de porque apenas se han pescado LECHAS, el levante y que la mar es así son los argumentos que los pescadores manejan para explicar esta escaseza.

Paco Rico, hijo de José, continúa con la estirpe marinera de los Morales. Desde los 14 años, edad a la que comenzó hasta hoy, ya son más de 30 años pescando en la mar y afirma que “hoy por hoy no termina uno de aprender”. Sobre esta situación, Paco Rico, considera que aunque “es la época del desove y que la LECHA, pasa más tarde o más temprano por esta zona, la mar no es una ciencia exacta”.

La moruna es el arte de pesca que emplean en Villaricos para capturar la LECHA. “Llevo unos 10 ó 11 años con la moruna”, explica el Morales, y “todos los años nos hemos defendido bien pero este año ni para el gasoil, ni aquí ni en otros lados tampoco”. Los pescadores aprovechan que “el pez viene a desovar, ahora en esta época entra para Levante, por lo que situamos las artes para Levante, y cuando pasa alguno ya se se queda ahí”, comenta.

Pesca en Villaricos

“La moruna es como una almadraba pero en pequeño”, afirma José Rico, y cuando “sacamos el pez con la mano, en el cabecero dos hombres jóvenes le echan mano a la lecha, y eso le da a uno 20 años de vida”. En el caso de la LECHA además, la satisfacción es mayor porque “es brava, es un pescado de 18-25 kg por lo que tiene mucha fuerza, y más cuando se juntan 90 ó 100 pescados el bravío que levantan es para verlo”.

Lecha del Levante Almeriense

En cuanto a esta especie, Paco Rico afirma que “es un pescado que al igual que al atún es enorme, de hasta 400 kg., está dentro de las familia de los jureles, una de las que más se desarrolla, navega con ellos, pero luego se independiza y vive en la piedra, y se alimenta de cefalópodos como el calamar, el pulpo y la jibia”. Además “es muy sabroso, y muy versátil para la cocina”. La LECHA “es un buen pescado para comer, para mi uno de los mejores, sabe muy bien”, afirma el Morales.

“Nosotros pertenecemos a la modalidad de artes menores, alberga muchísimos artes: trasmallo, pijoteras, jibieras, pesca pelágica”, detalla Paco Rico. “Nosotros el resto del año pescamos con trasmallo, pillamos salmonete, jibia, breca… Como el que va a hacerse un traje, cada pescado tiene su arte, aquí si se hace una jibiera es para pillar jibia, si se hace una moruna, se hace para pillar LECHA”, nos explica José Rico. ¿Y tú conoces algún arte específico para alguna especie? Cuéntanoslo!

¡Síguenos en la redes sociales! EN   FACEBOOK  Y  EN  YOUTUBE