Canal RSS

Archivo de la etiqueta: arrastre

Septiembre: la saludable y apetecible caballa

Publicado en

Caballa del Levante AlmerienseSu sabor y su valor nutricional hacen de la CABALLA uno de los pescados más apreciados. Este tipo de pescado azul, capturado en el LEVANTE ALMERIENSE, es rico en omega-3 y su apetecible carne lo convierten en un plato versátil a un precio asequible.

La CABALLA, xarda, verdel o barat, como se le denomina en distintas zonas de la Península, es uno de los pescados azules más ricos en ácidos grasos omega-3. Su consumo regular es saludable ya que favorece al corazón y a las arterias y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Se comercializa habitualmente fresca, eviscerada, troceada o en filetes, en semiconserva y conserva. En la cocina la CABALLA fresca es muy versátil y puede cocinarse al horno, asada, a la parrilla, escabechada, a la plancha, frita o cocida, y acompañarse de guarniciones de patatas o verduras, toda una delicia. En muchos hogares se consume principalmente en conserva incluyéndola en tortillas, bocadillos, ensaladas o empanadas…

En cuanto a sus caracterísiticas morfológicas, la CABALLA (Scomber scombrus) es una especie pelágica de pez perciforme de la familia Scombridae que se encuentra en el océano Atlántico y en el mar Mediterráneo. Tiene un cuerpo muy delgado con dos aletas dorsales bien separadas y unas aletas pectorales cortas. Su coloración es azul oscura en la parte superior y su parte inferior es gris. Mide entre 25 y 45 cm de longitud y puede alcanzar los 4,5 kg de peso.

La CABALLA se acerca habitualmente a la costa sobre todo en la época de reproducción, pero también se puede encontrar en aguas profundas de 200 a 250 m. En cuanto a su alimentación consume peces de menor tamaño, crustáceos y moluscos.

En el LEVANTE ALMERIENSE se pesca fundamentalmente con cerco, aunque en la zona del Mediterráneo se emplean otras artes como el arrastre, el palangre y aparejos de anzuelo. En el litoral andaluz, la extracción total de CABALLA y estornino supone alrededor de 3.900 toneladas anuales.

Caballa en Lonja de Garrucha

SABÍAS QUE…

  • Una hembra de CABALLA puede poner entre 200.000 y 400.000 huevos que eclosionan a los pocos días.
  • Además de omega-3, este pescado es rico en grasas monoinsaturadas y polinsaturadas, proteínas, vitaminas del grupo B, especialmente la B12 y la B2 y vitaminas A, D y E.
  • En tiempos invernales la CABALLA permanece a gran profundidad, pero cuando se acerca el buen tiempo, suelen agruparse en bancos muy numerosos y suben a la superficie.

Febrero: la exquisita brótola

Publicado en

Barco Bahía de Garrucha

Este mes SABOR A MAR tiene como protagonista a la BRÓTOLA. Clasificada en BRÓTOLA DE ROCA Y DE FANGO, ambas especies forman parte de las capturas del LEVANTE ALMERIENSE. En Garrucha, la BRÓTOLA constituyó una de las principales especies comercializadas en lonja en el 2009 con un 4,2 por ciento por delante del pez sable, el pez espada y la alacha.

Este delicioso pescado contiene proteínas, hierro y sales minerales, pero es la calidad de su carne lo que más atrae a sus consumidores. De hecho, es la BRÓTOLA DE ROCA la más apreciada por su excelente carne frente a la BRÓTOLA DE FANGO. Ambas son especies nocturnas que prefieren pasar el día escondidas en grietas o agujeros y entrar en actividad por la noche. La alimentación del pez brótola está basada en invertebrados y pequeños peces. Come crustáceos como gambas o cangrejos, pescados como jureles, bogas y moluscos como el calamar.
Se la puede encontrar entre los 100 y 200 metros aunque puede vivir a mayor profundidad, siendo poco común en aguas superficiales. Se apoya sobre el fondo gracias a dos filamentos en forma de horquilla (sus aletas pelvianas) que tiene bajo el cuerpo.

Brótola de roca del Levante Almeriense

La BRÓTOLA DE ROCA se caracteriza por su color pardo chocolate con reflejos violáceos y es más oscura que la de fango, posee un cuerpo bastante alargado y puede llegar a medir hasta 65 centímetros. Vive en fondos rocosos y se alimenta de peces invertebrados y crustáceos. Centra su máxima actividad durante la noche, refugiándose durante el día en oquedades rocosas o barcos hundidos. Aunque no es una especie muy abundante en el litoral andaluz, en el LEVANTE ALMERIENSE aún se pescan ejemplares con enmalle, nasas y arrastre.

Brótola de fango en el Levante Almeriense

La BRÓTOLA DE FANGO, capturada con artes de arrastre y palangre, vive sobre fondos de arena o fango y suele superar los 30 centímetros midiendo como máximo 75 centímetros. De color ocre amarillento o gris rosado bastante claro, presenta normalmente una mancha negruzca en la segunda dorsal. Se alimenta de peces y crustáceos durante la noche. Se comercializa en fresco, entera y en filetes, y su carne no es tan apreciada como la de la brótola de roca. En algunos casos puede venderse como falsa merluza. Para distinguirlas solo tenéis que fijaros en que la mandíbula superior de la brótola es más prominente que la inferior, todo lo contrario que la MERLUZA.

La aventura de ir a la mar

Publicado en


Os dejamos este vídeo con nuestra primera jornada de pesca en el LEVANTE ALMERIENSE. Al parecer pudo ser más productiva según José Cervantes, Patrón del buque Bahía de Garrucha en el que nos embarcamos. Pero así es la aventura de ir a la mar, nunca sabes lo que te deparará. Aunque capturamos una buena cantidad de marisco “nos han faltado unas cuantas cajas más de pescado”, afirma el Patrón. Para nosotros, sin embargo, la faena no estuvo mal siendo nuestro primer día “pillamos unos 10-12 kilos de gamba blanca, 2 cajas de pijota, 2 cajas de bacalao, 3 cajas de brótola, 2 ó 3 retales más de rape, pulpo y pota”, enumera Cervantes.

La jornada en la mar empieza siempre, según nuestro Patrón, teniendo en cuenta “el tiempo que va a hacer, cuanto tiempo lleva descansado el caladero; y si hace levante o poniente tienes que ir a una zona o a otra, y dependiendo de ésto vas a la gamba o al pescado…”. Cuando se llega al caladero “vamos alargando el arte poco a poco, después de unos minutos llega al fondo y estamos tres o cuatro horas arrastrando de un lado a otro”, explica, luego “elevas y ves como se ha dado el sitio, es un poco ir a la aventura”. A veces subes las artes y “ves la red llena, toda una alegría”, pero la captura sola no cuenta si no hay buena venta. Y otras veces “subes las artes y vienen la mitad de ellas”, ahí llega la decepción.

Con 48 años “sin querer queriendo” y embarcado desde los 17 años, José Cervantes lleva “31 años ininterrumpidos de chicote a rabo trabajando como pescador, 11.000 días embarcados ya”, nos cuenta. Como Patrón del Bahía de Garrucha comparte con sus hermanos la propiedad del barco, “la finca es nuestra y es lo que tenemos, lo que hemos vivido desde pequeños”.

Enero: la merluza, un clásico en nuestro plato

Publicado en

La merluza, tan habitual en nuestra mesa, es una de las especies capturadas en el LEVANTE ALMERIENSE. En concreto, en la Lonja de Garrucha representa el 5,4 por ciento de las especies comercializadas. Y es que la merluza es uno de los pescados con más peso en comercialización y consumo en España. Según un estudio realizado por el FROM, el 94% de los hogares declara comprar este pescado. Se comercializa fresca y congelada, aunque se puede encontrar también ahumada, salada y seca. Se distinguen tres categorías en relación a su peso y tamaño: merluza cuando sobrepasa lo dos kilos, pescadilla cuando es menor de dos kilos y pijota cuando tiene un peso y un tamaño menor a ésta última. A la venta están disponibles otras especies similares como la merluza del Senegal o merluza negra, que también se pesca en el LEVANTE ALMERIENSE, la merluza argentina, neozelandesa, patagónica, de El Cabo, la plateada o de Boston…

En la zona del LEVANTE ALMERIENSE la merluza es capturada con enmalle (artes menores) y por la flota de arrastre. Las tallas mínimas para su captura son variables dependiendo de los caladeros, oscilando entre los 20 centímetros del Mediterráneo a los 27 centímetros del Atlántico. Es muy raro que sobrepase los 100-130 centímetros, si bien las tallas más frecuentes rondan entre los 20 y 60 centímetros.

Con el dorso de color gris, con un toque pardo o azulado, los laterales de la merluza son de color plateado claro que se vuelve blanco en el vientre. Su apariencia presenta un cuerpo fino, alargado y esbelto, y una amplia cabeza. La mandíbula inferior es algo más pronunciada que la superior y su boca está provista de numerosos y fuertes dientes en forma de gancho.

La merluza vive en el fondo aunque durante la noche puede subir a la superficie a cazar. Los ejemplares adultos se nutren principalmente de peces menores y los pequeños de quisquillas y crustáceos diminutos. Se ha llegado a registrar el consumo de ejemplares de menor tamaño de la misma especie, por lo que a la merluza se le atribuyen algunos hábitos de canibalismo.

Con ‘salitrilla’ en la sangre

Publicado en


Dice que tiene ‘salitrilla’ en la sangre y que el que ha nacido debajo de la quilla de un barco, nunca deja de ser pescador. Por eso Juan Cervantes, ‘El Palomo’, siempre será pescador. A sus 61 años sigue pegado a la mar tras ser Patrón mayor de la Cofradía de pescadores de Garrucha, vicepresidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores durante 16 años y presidente durante cuatro de este mismo organismo. Reconoce el poder de la experiencia, y afirma haber aprendido a pescar en el LEVANTE ALMERIENSE de su padre y del resto de pescadores, una gran familia que se une en la Cofradía de Garrucha. Y es que para ‘El Palomo’ las cofradías “no deben de faltar, quien vende es el mismo pescador, y si ganamos o perdemos somos nosotros mismos”.

Habla de su antiguo barco el Marcelo I como si de una persona se tratase, y se le saltan las lágrimas al recordar el día que lo desguazaron, “ese día fue un llanto”. Afirma que a la mar siempre hay que tenerle respeto, pero “miedo nunca”, y que hay que buscarle “su beneficio y rentabilidad pero siempre cuidándola”. Por eso apuesta por una pesca que preserve las especies, porque “mis hijos, mis nietos y biznietos van a vivir de la mar y hay que sacarle lo mínimo para que día a día se vaya regenerando y vaya dando más capturas”.

El Almejero, del mar a la mesa

Publicado en

Mirando a la mar, en pleno Puerto pesquero de Garrucha, se encuentra el restaurante El Almejero. Bajo el lema ‘Del mar a la mesa, ya que si no hay pescado fresco cerramos’, este establecimiento se ha convertido en un emblema de la calidad gastronómica del LEVANTE ALMERIENSE con tres tenedores. Cocina mediterránea y marinera, cuya materia prima, pescados y mariscos, proceden de la Lonja de Garrucha.

Pepe Rodríguez Ross, el Almejero, es el propietario de este establecimiento, que nació en 1978 como un chiringuito de 12 metros cuadrados y que hoy ocupa 550 metros cuadrados, y que es nombrado en artículos por el periodista y escritor Javier Reverte como “el mejor restaurante de todo el Mediterráneo”.

“Hubo una época en Garrucha que la gamba se perdió, y un socio y yo descubrimos aquí un banco de almejas entre Mojácar y Villaricos, y todos nos fuimos a pescar almeja. Ese compañero y yo regentábamos un pequeño chiringuito y su suegra nos hizo el cartel de El Almejero”, nos cuenta Pepe sobre el origen del nombre. Tras tomar él sólo las riendas del restaurante, Pepe, el Almejero, continuó con la denominación y fue ampliando el negocio hasta darle el prestigio con el que actualmente cuenta en todo el LEVANTE ALMERIENSE.

La calidad de su cocina y de su materia prima son las claves de su éxito. Cuando llegan los barcos al Puerto pesquero de Garrucha, Pepe o sus empleados se acercan a la lonja para hacerse con las capturas de mejor calidad, desde la gamba roja hasta el borazo, el gallo pedro, el salmonete, el mero, el rape…

Pedro Moreno, jefe de sala, nos sugiere empezar el almuerzo en El Almejero con gamba roja de Garrucha, pescado al horno, fritura o plancha de cualquiera de las especies seleccionadas ese mismo día en la lonja. Unos guisos marineros, un gallopedro frito, unos bogavantes, unas cigalas, unas langostas, unas doradas, un lenguado, un salmonete… un sinfin de platos y especies forman parte de su carta junto a algunos entrantes tradicionales como el pulpo en aceite, el salmorejo o unos tomates raf con anchoas. Todos sus platos son una delicia para el paladar.

Diciembre: un tesoro en el fondo del mar

Publicado en

Alistao, rayao, chorizo blanco, gamba alistada, gambón o gamba roja son algunos de los nombres de nuestra protagonista este mes en Sabor a mar. En el LEVANTE ALMERIENSE, donde los fondos profundos están surcados de cañones y el talud cae muy cerca de la costa, sobrevive esta especie a profundidades de hasta 1.400 metros. Como curiosidad, contaros que prefiere vivir en fondos arenosos entre los 200 y los 250 metros y que efectúa migraciones verticales pasando de los 150 metros durante la noche a más de 800 metros por el día. En general la gamba roja hembra es más robusta que el macho, y puede alcanzar los cinco años, mientras que el macho sólo alcanza los tres años de longevidad.

El puerto de Garrucha del LEVANTE ALMERIENSE es especialista en la captura de esta especie. En cuanto al peso representa el 8,3 por ciento de total de capturas, pero en lo que más destaca la gamba roja aquí es en cuanto al valor que representa, con un 52,6 por ciento sobre el total de las especies comercializadas. En la actualidad, la gamba roja alcanza el precio de 80 euros por kilo en la Lonja de Garrucha, pero puede llegar a precios más elevados.

Su captura se realiza a través de la pesca de arrastre, básicamente porque se realiza a profundidades que oscilan entre los 350 y 420 metros a través de los cañones del talud. Las capturas se distribuyen a lo largo de todo el año, con un máximo en los meses de verano y en los últimos meses del año, como bien sabréis los que como yo incorporáis la gamba roja a vuestro menú de NAVIDAD.