Canal RSS

Archivo de la etiqueta: doradas

Aventura en el Levante Almeriense

Publicado en

Fondos marinos de Cabo de Gata

Para los niños, para los jóvenes, para los mayores… el LEVANTE ALMERIENSE ofrece aventuras para todos los públicos. Buceo, snorkel, piraguas, rutas en barcos o un parque aventura, una gran variedad de actividades que organizan en la zona empresas como Subparke. Carlos Mina Goñi es su responsable, y nos cuenta cómo comenzaron hace 10 años: “decidimos montarnos por nuestra cuenta aquí en Rodalquilar, tierra adentro. En origen éramos un centro de buceo”, pero viendo la estacionalidad de esta actividad “nos hemos ido formando con cursos de formación consiguiendo la titulación en guía de reserva marina, informador de geoturismo, etc”. Así Subparke se ha convertido en una empresa de multiaventura y “una de las empresas que más actividades ofrece con cursos de buceo, snorkel, rutas en barco, piraguas, alquiler de bicicletas, y además contamos con una estructura de multiaventura en el Camping de los Escullos con puentes tibetanos, tirolinas…”, explica Mina. Ésta fue la apuesta de Subparke, poder realizar actividades en el LEVANTE ALMERIENSE durante todo el año, y lo han conseguido.

Fondo marino del Levante Almeriense

Las actividades que tienen más demanda “en verano, sin duda son el buceo, las rutas en barco y las piraguas y ya fuera de época la ruta minera, que aprovecha el entorno, y el parque aventura con los colegios, funciona muy bien”, nos comenta el responsable. Subparke utiliza hasta 15 puntos de inmersión para el buceo que van desde Rodalquilar hasta San José y llegan a tener una profundidad de hasta 16 metros. Y en cuanto a la formación en buceo, programan actividades para todos los públicos desde iniciación hasta asistente de instructor.

Buceador Carlos Mina

En las inmersiones, el LEVANTE ALMERIENSE ofrece su particular paraíso bajo el mar. Se pueden ver “sargos, mojarras, herreras, doradas, castañelas, meros, salmonetes, congrios, morenas, espetones, águilas de mar”, aunque la estrella “es la posidonia oceánica, una bendición para el mar y para la biodiversidad”, confiesa Carlos Mina. Éstas son las grandes ventajas de trabajar en un Parque Natural, pero también hay dificultades comenta el responsable de Subparke, como “los levantes. En esta zona estamos vendidos, esta semana no hemos podido salir, no hemos sacado el barco, y esto limita nuestra actividades”. Además en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar “hay seis reservas marinas donde no se pueden hacer actividades, en ellas se concentran más corrientes y hay más actividad marina pero también es más difícil el buceo”. Al igual que otros parques, Mina apuesta “porque haya cupos”, ya que cree en el respeto de los profesionales, “el que bucea ama el medio marino y el que lo ama lo cuida”. Así mismo, avoga porque Medio Ambiente les permita “hundir algún barco para poder realizar visitas, los pecios para los buceadores son muy atractivos”, y es que en Cabo de Gata “solo hay uno, El Vapor”. Carlos cuenta además que “están esperando, como agua de mayo boyas para no tener que echar las anclas y así no dañar los fondos”.

Fondos marinos del Levante Almeriense

Y entre algunas de las curiosidades de trabajar en el LEVANTE ALMERIENSE, Carlos comenta que desde hace un par de años “llevamos viendo especies atlánticas, una vieja canaria una especie de pez loro, burritos listados, dos avistamientos de una medusa extrañísima muy parecida a la agua mala, de medio metro de diámetro…”. Si tú también quieres verlo, anímate a bucear en el LEVANTE ALMERIENSE, y si ya lo has hecho ¡¡cuéntanos tu experiencia y qué fue lo que más te gustó!!

Pincha AQUÍ para ver un vídeo con todas las actividades de Subparke

Anuncios

El Almejero, del mar a la mesa

Publicado en

Mirando a la mar, en pleno Puerto pesquero de Garrucha, se encuentra el restaurante El Almejero. Bajo el lema ‘Del mar a la mesa, ya que si no hay pescado fresco cerramos’, este establecimiento se ha convertido en un emblema de la calidad gastronómica del LEVANTE ALMERIENSE con tres tenedores. Cocina mediterránea y marinera, cuya materia prima, pescados y mariscos, proceden de la Lonja de Garrucha.

Pepe Rodríguez Ross, el Almejero, es el propietario de este establecimiento, que nació en 1978 como un chiringuito de 12 metros cuadrados y que hoy ocupa 550 metros cuadrados, y que es nombrado en artículos por el periodista y escritor Javier Reverte como “el mejor restaurante de todo el Mediterráneo”.

“Hubo una época en Garrucha que la gamba se perdió, y un socio y yo descubrimos aquí un banco de almejas entre Mojácar y Villaricos, y todos nos fuimos a pescar almeja. Ese compañero y yo regentábamos un pequeño chiringuito y su suegra nos hizo el cartel de El Almejero”, nos cuenta Pepe sobre el origen del nombre. Tras tomar él sólo las riendas del restaurante, Pepe, el Almejero, continuó con la denominación y fue ampliando el negocio hasta darle el prestigio con el que actualmente cuenta en todo el LEVANTE ALMERIENSE.

La calidad de su cocina y de su materia prima son las claves de su éxito. Cuando llegan los barcos al Puerto pesquero de Garrucha, Pepe o sus empleados se acercan a la lonja para hacerse con las capturas de mejor calidad, desde la gamba roja hasta el borazo, el gallo pedro, el salmonete, el mero, el rape…

Pedro Moreno, jefe de sala, nos sugiere empezar el almuerzo en El Almejero con gamba roja de Garrucha, pescado al horno, fritura o plancha de cualquiera de las especies seleccionadas ese mismo día en la lonja. Unos guisos marineros, un gallopedro frito, unos bogavantes, unas cigalas, unas langostas, unas doradas, un lenguado, un salmonete… un sinfin de platos y especies forman parte de su carta junto a algunos entrantes tradicionales como el pulpo en aceite, el salmorejo o unos tomates raf con anchoas. Todos sus platos son una delicia para el paladar.