Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Hostal Restaurante Playa Azul

Cristina Aniorte descubre el Levante Almeriense en su fin de semana con Sabor a mar

Publicado en
Cristina Aniorte en el Levante Almeriense

Cristina Aniorte en el Levante Almeriense

Cristina Aniorte, ganadora de un Fin de semana con Sabor a mar, ya ha disfrutado de su premio. Se acercaron hasta Villaricos, un pueblo auténtico almeriense, para saborear su menú degustación y conocer el LEVANTE ALMERIENSE.

Cristina Aniorte degustando el menú de Sabor a mar en el Restaurante Playa Azul

Cristina Aniorte degustando el menú de Sabor a mar en el Restaurante Playa Azul

Cristina y su acompañante se alojaron en el Hotel Restaurante Playa Azul con vistas al Mediterráneo. Y su menú degustación se sirvió también en este establecimiento, propiedad de una familia marinera del LEVANTE ALMERIENSE.

En la playa de Mónsul, aprovechando el fin de semana con Sabor a mar

En la playa de Mónsul, aprovechando el fin de semana con Sabor a mar

Aprovecharon este fin de semana para pasear y disfrutar de los rincones paradisíacos del LEVANTE ALMERIENSE, se acercaron hasta la playa de Mónsul, y descubrieron los molinos situados en plena naturaleza en el Parque Natural de Cabo de Gata.

Descubriendo los molinos del Levante Almeriense

Descubriendo los molinos del Levante Almeriense

Un fin de semana inolvidable, esperamos que repitáis!!!

Anuncios

Cómo pasar un fin de semana gratis en el Levante Almeriense

Publicado en

 

Vista desde VillaricosLaura Alonso Colmenares nos cuenta su viaje al Levante Almeriense a través de sus experiencias y fotos. Tras ganar el pasado mes de mayo el concurso al responder correctamente a la cuestión sobre la LECHA, Laura y un acompañante pudieron conocer a fondo una de la poblaciones con más encanto del LEVANTE ALMERIENSE, Villaricos. Su origen, su calas, su gastronomía o su gente llamaron su atención.

La ganadora, Laura Alonso Colmenares, relata como “Almería tiene dos mares. Por un lado, el Mediterráneo, y, por otro, el que se refleja en la superficie de los cientos de invernaderos que pueblan sus tierras. Entre uno y otro, se encuentra un pequeño pueblo pesquero que, desde luego, merece la pena visitar”. Villaricos, según Laura, “ha conseguido sobrevivir al urbanismo depredador y, aunque muy frecuentado por turistas, sobre todo británicos, ha logrado mantener la esencia de lo que, sin duda, fue en su día todo el Levante almeriense”.

Ancla en VillaricosApenas 700 vecinos residen, de forma estable, en la localidad y logran que el visitante tenga la sensación de que ha regresado a “su pueblo de toda la vida”, afirma. Y nos cuenta además cómo puede ser un domingo por la mañana aquí, en el que cualquier turista “podrá encontrar a un par de amigos comiendo gambas en una terraza, dispuestos a conversar sobre lo divino y lo humano. En nuestro caso, una de esas conversaciones nos permitió descubrir el origen fenicio de la localidad, la antigua Baria del siglo VII a.C, de la que da cuenta el yacimiento que se encuentra junto a la desembocadura del río Almanzora”. Así descubrieron el pasado y el origen de Villaricos y como “buena parte de los trabajos arqueológicos se deben al ingeniero belga Luis Siret, cuyas investigaciones documentan, por ejemplo, la metalurgia del hierro y la explotación de las cercanas minas de plata y plomo”.

Puerto de VillaricosSu viaje continuó: “girando sobre nuestros talones y volviendo la vista hacia el mar, encontramos un pequeño puerto deportivo y un puerto pesquero, porque la pesca sigue siendo uno de los puntales económicos de Villaricos, junto al turismo y la industria farmacéutica”, relata la premiada.

Cala de VillaricosY por supuesto, sus playas fueron otras de las visitas obligadas para Laura Alonso. “Deliciosas son sus calas, como la de los Dolores, Cala Verde o la Playa dedicada al mencionado Luis Siret. Sus aguas limpísimas y transparentes hacen que sea ésta una buena zona para la práctica del buceo. De hecho, es una de las actividades que puede practicar el turista que se acerca a Villaricos, ya que hay una escuela de buceo en la localidad”. Y algo curioso y que llamó la atención de esta visitante fue “el color oscuro y pedregoso de sus playas, influenciado, seguramente, por la cercanía de la Sierra Almanegra”. Y en el paisaje del litoral, Alonso descubrió “la enigmática y solitaria roca de “La catedral”, con una abertura que permite adentrarse en su interior”.

Torre de CristalAlgo más al sur, en dirección a Almería, Laura y su acompañante continuaron la ruta y pudieron visitar “la Torre de Cristal, una torre vigía del siglo XVIII, donde se encuentra la Oficina de Turismo”.

Villaricos “goza de una temperatura fantástica pero si el día no permite ir a la playa, el turista puede visitar el enorme mercado que se instala los domingos por mañana, con cientos de puestos de lo más variopinto, entre los que, seguramente, los mas coloristas sean los de especias. El visitante podrá encontrar desde fruta hasta palos de golf”, confirma Laura Alonso.

Puesto de especias en el mercado de VillaricosEn la plaza en la que comienza el mercadillo, se encuentra el Hostal Playa Azul, en el que se alojó nuestra ganadora y su acompañante. “A un paso del mar, que se puede contemplar desde el balcón de la habitación que vierte sobre la plaza, disfrutamos de estancias amplias, limpias, perfectamente equipadas y, sobre todo, de un trato familiar extraordinario. La cordialidad de sus propietarios es, seguramente, la mejor carta de presentación del establecimiento”.

Cuajadera de pulpo del Restaurante Playa AzulY esta opinión la hizo extensible al Restaurante Playa Azul, “ubicado en los bajos del Hostal. Establecimiento marinero, muy frecuentado los fines de semana, en el que nos deleitan con un menú degustación de los que no se olvidan. Aunque lo más consumido es el arroz con bogavante, no dejen de probar las extraordinarias almejas de carril y, sobre todo, la “cuajadera” de pulpo, sabroso y contundente guiso con piñones, cebolla, tomate y aceite de oliva, todo ello amalgamado por las sabias manos de José, bajo la atenta mirada de la matriarca de la familia, y a la vista, prácticamente, del comensal”. Toda una experiencia gastronómica inolvidable.

Un fin de semana completo que “no dio para mucho más”, y que hará que Laura Alonso repita, “una segunda visita parece cita inevitable”. ¿Si ya has estado en Villaricos, cuéntanos tu experiencia? Y si quieres vivir un fin de semana gratis como éste en el LEVANTE ALMERIENSE participa en nuestro concurso y a disfrutar!!! El Grupo de Desarrollo Pesquero del Levante Almeriense a través del proyecto SABOR A MAR mantiene activo el concurso del mes de agosto que podréis consultar en nuestro facebook en la pestaña PROMOCIONES. Animaos a participar y disfrutad de un fin de semana como éste en el LEVANTE ALMERIENSE!! Suerte a tod@s!!

 

Cuajadera de pescado del Hostal Restaurante Playa Azul de Villaricos

Publicado en

En el Hostal Restaurante Playa Azul de Villaricos se cumple fielmente el dicho del mar a la mesa, y es que esta familia cocina y sirve lo que pesca, directamente de su barco al plato del Playa Azul. José Antonio Rico, cocinero, pescador y miembro de esta estirpe de marineros y restauradores que durante años y años han gestionado este establecimiento, comparte con nosotros la receta de la cuajadera de pescado, en este caso con corvina del LEVANTE ALMERIENSE. Los secretos de esta deliciosa receta están en una materia prima “superfresca” y una “cocina a fuego lento”, afirma Rico, quien aprendió de su madre el arte de una cocina mediterránea tradicional.

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • 1 corvina de 1.250 gr. aprox.
  • 1.5 kg de patatas
  • 50 gr. de piñones
  • 1 cebolla grande
  • 4 tomates rojos pero no maduros
  • 7 dientes de ajo
  • 8 granos de pimienta.
  • 2 hojas de laurel
  • Sal
  • Vino
  • Agua

PREPARACIÓN

  1. Se corta la cebolla a rodajas y se cubre el fondo de la cazuela de barro para horno que emplearemos como recipiente. Antes de esto hay que poner un chorrito de aceite virgen de oliva para evitar que se nos peguen por el calor del horno.
  2. A continuación se cortan las patatas panadera y se ponen también los tomates, se cortan y se mezclan entre la cebolla y la patata y por último para el fondo, se ponen los piñones reservando algunos para usarlos posteriormente.
  3. En una batidora ponemos 5 ó 6 dientes de ajo, 3 tomates y los granos de pimienta negra junto con algunos piñones, se pasan por la turmi y se le añade un chorrito de un vino blanco bueno, cuanto mejor sea el vino mejor. Se le añade un vaso de 250 cl. de agua, un poco de azafrán para dar un poquito de color y sazonamos al gusto.
  4. Con una cuchara sopera salseamos todo lo que hemos puesto en esa cazuela y por último 250 cl. de aceite virgen de oliva de Almería. En concreto de una variedad excelente como es la alberquina de cosecha propia del Hostal Restaurante Playa Azul. Dejamos al horno que previamente pondremos a unos 200 ºC de temperatura sobre una hora y media y después a degustar un excelente plato mediterráneo.

 Ya podéis disfrutar de este delicioso plato que conjuga los productos del mar con los productos de la tierra del Levante Almeriense. ¡Buen provecho a tod@s! Y contadnos qué tal os ha salido la receta.

Entre redes y fogones en el Hostal Restaurante Playa Azul

Publicado en

Hostal Restaurante Playa Azul “Nos hemos criado entre redes y fogones”, explica José Antonio Rico, cocinero, pescador y miembro de una estirpe de marineros y restauradores que durante años y años han gestionado el Hostal Restaurante Playa Azul de Villaricos. Aquí se cumple fielmente el dicho del mar a la mesa, y es que esta familia cocina y sirve lo que pesca, directamente de su barco al plato del Playa Azul.

Pescado fresco en el Hostal Restaurante Playa Azul

Una materia prima “superfresca” y una “cocina a fuego lento” son los principales secretos de este restaurante del LEVANTE ALMERIENSE, según su cocinero José Antonio Rico, quien aprendió de su madre el arte de cocinar. Como una cocina mediterránea tradicional define Rico la filosofía gastronómica del restaurante que “ha ido pasando de generación en generación, desde los tatarabuelos hasta ahora”, nos cuenta. Desde esos tiempos inmemoriables, la familia Rico “comparte el mar con la cocina”, y es que “nos hemos criado entre redes y cocina, siendo nosotros nuestros propios proveedores de pescado fresco”, explica el cocinero.

Arroz del Hostal Restaurante Playa Azul

La carta del Restaurante Playa Azul sabe a mar, practicamente formada por pescados y otros productos de la zona, cuenta entre sus platos más demandados con “las cuajaderas, los arroces, los pescados a la plancha muy frescos, las gambas de Garrucha…”, enumera Rico, quien identifica como plato estrella “al arroz con bogavante”.

Vista desde el Hostal Restaurante Playa Azul

Su situación “a escasos metros de la playa, y estar recomendado por la Guía Michelín”, hacen del Hostal Restaurante Playa Azul un lugar privilegiado para disfrutar de un delicioso plato del mar almeriense, comenta su cocicero. De sus instalaciones destaca “la terraza cubierta de madera, típica en la zona, donde servimos comidas” y en cuanto al hostal, que “consta de 32 habitaciones, se encuentra perfectamente equipado y se oferta a un precio asequible”, afirma José Antonio Rico. Gastronomía y descanso se dan la mano en el pueblo pesquero de Villaricos, en el Hostal Restaurante Playa Azul. ¿Te gustaría conocerlo? Ven y cuéntanos tu experiencia.

¡Síguenos en la redes sociales! EN  FACEBOOK  Y  EN  YOUTUBE