Canal RSS

Archivo de la etiqueta: mero

Cómo pesca pez espada la flota de palangreros de Carboneras

Publicado en

Uno de los hijos de José de Nicolás, Pedro López, nos cuenta su trabajo como armador y pescador del PEZ ESPADA en el LEVANTE ALMERIENSE. Su barco Antonio y Angelita, es una embarcación que emplea la pesca de palangre y que pertenece a la afamada flota de Carboneras. Los palangreros de Carboneras conocidos en todo el Mediterráneo por recorrer las costas de medio mundo, han conformado una de las flotas de palangre más grandes. Desde las costas de Libia hasta Cabo Blanco, la flota de palangre de Carboneras ha trabajado en Lampedusa, Cerdeña, Sicilia, Argelia, Túnez, Mallorca, Cabo de Gata, Palos… La calidad de su trabajo y su proyección internacional le han permitido ganarse su buena fama.

Barco Antonio y Angelita de Pedro López

Carboneras es uno de los puertos donde mayor volumen de capturas se obtienen del PEZ ESPADA, extrayéndose en mayor cantidad entre julio y septiembre. Por eso, este mes de agosto, solo conseguimos hablar con Pedro López en un pequeño descanso que hizo antes de volver a embarcar durante casi dos meses hacia la zona de Alborán. La conservación de las especies y la práctica de la pesca sostenible, son las principales premisas de estos pescadores, y es que según Pedro “ahora pescamos de forma muy distinta a antiguamente, ya que antes se pescaba en la superficie y ahora nos hemos dado cuenta de que a más profundidad obtenemos pescados más grandes”, explica, y así “evitamos capturar alevines, tortugas o pescados pequeños. Es nuestra forma de conservar la mar porque de ahí tienen que comer nuestros hijos”. “Los primeros interesados somos nosotros porque queremos que no se pierda la tradición de la pesca, y queremos que nuestros hijos sigan pescando”.

Recogiendo ejemplares de peces espada

En cuanto a las dificultades que entraña la pesca del PEZ ESPADA, Pedro confiesa que “es fácil pero muy sufrido”. “Pescamos de madrugada, echamos los palangres, les damos un poco de reposo de siete a diez horas y elevamos el palangre, luego nos tiramos unas cuantas horas recogiendo”. Y para atraer al PEZ ESPADA, el armador afirma que “comen de todo, pero encarnamos sobre todo estornino, lacha, pota, japuta…”.

Pesca de pez espada

El PEZ ESPADA es un pescado muy valorado, y está muy bueno y la mejor fecha para su captura siempre es en verano, por la temperatura del agua”, nos cuenta Pedro López. Pero también hay otras condiciones que determinan su presencia como las fechas, los lugares y la luna, que influye bastante en el pescado”.

Pesca de pez espada

Esta temporada de PEZ ESPADA “está siendo buena, estamos pescando en la zona de Baleares, y aunque los precios son muy bajos, la pesca ha estado bien, pero con los precios tan altos del gasoil y el cebo…”, señala Pedro López. En cuanto al PEZ ESPADA más grande que han capturado este año se encuentra un ejemplar que “pescamos en Canarias y que pesó 320 kg, aunque por estas fechas la media está en 50 kg por ejemplar”, afirma.

El armador y su tripulación con nueve pescadores capturan además de PEZ ESPADA,  atún, “aunque con la reducción de la cuota no resulta rentable, besugo con palangre de fondo y en invierno con permisos temporales pargo, sable y mero”.

Armador Pedro López

Pedro López colabora en la proyección internacional de la flota de palangre de Carboneras, y es que ha trabajado en todo el Mediterráneo y en el Atlántico. “He pescado en todo el mediterráneo, en el Atlántico en Canarias, en Italia… y es que el palangre de superficie de Carboneras es el mejor de España”.

Desde los 13 años, Pedro López se dedica a la mar, hijo y nieto de pescadores, “es patrón de palangre desde el 89, y tengo 42 años, primero con barcos pequeños, y ahora con mi barco de 20 metros de eslora, donde estamos embarcados sobre 40 ó 50 días, principalmente en la zona de Baleares”. Acostumbrados a tantos días de ausencia, afirma que quienes más sufren su trabajo son sus mujeres e hijos, “nosotros también, pero ya estamos hechos a ello, y es que si no me gustase no sería pescador”.

Anuncios

Garrucha, entre la tradición pesquera y el paraíso turístico

Publicado en

Vista de Garrucha

Conocida como la pequeña San Sebastián, Garrucha, es una localidad del LEVANTE ALMERIENSE, situada al norte del Parque Natural de Cabo de Gata Níjar. A lo largo de su historia, como lugar de veraneo de la burguesía minera del siglo XIX, enclave comercial y sede alfolí, Garrucha ha logrado manter su tradición marinera como pueblo pesquero.

Garrucha es toda historia, con vestigios de hace 5.000 años, esta villa abasteció ejércitos, exportó esparto y mármol y fue tierra presa de piratas, siempre fuente de riqueza pesquera vivió su época dorada con el éxito minero. Casinos, clubs de tenis, pistas de bailes, mansiones y señoritos que venían a veranear a Garrucha plagaban el pueblo y lo convertían en la “pequeña San Sebastián”.

A pesar de la crisis de la minería y de la emigración a finales del siglo XIX, el sector pesquero de Garrucha se resistió a desaparecer. La pesca tiene una gran tradición en el municipio, donde las modalidades más representativas son el arrastre de fondo, el rastreo y la pesca con artes menores. Entre las principales especies comercializadas destaca la Gamba roja de Garrucha, que por su precio y sabor es la estrella de la captura, y otras como la melva, la caballa, el jurel, la bacaladilla, la merluza, la brótola, el pez sable, el pez espada y la alacha.

El peso del sector pesquero se refleja en su gastronomía, sus gambas rojas y sus pescados de roca como el gallopedro, la gallineta, el pargo o el mero se convierten en los reyes de la cocina, preparados con vino blanco y aceite de oliva. También se pueden degustar sabrosísimos guisos marineros, preparados con rape o caballa. Y fuera de la mar, son típicas las migas acompañadas de sardinas, tocino frito y pimientos asados, y otros platos tradicionales como los gurullos. El tapeo también tiene su sitio en Garrucha, bares y restaurantes preparan tapas y pequeñas raciones para picar y degustar el verdadero sabor a mar del LEVANTE ALMERIENSE.

RECOMENDAMOS:

Monumento al poeta Antonio Cano Cervantes

  • El Ayuntamiento de Garrucha. Es uno de los más representativos de la comarca, construido hacia el año 1875 sobre un antiguo Alfolí (almacén de sal). En su plaza se encuentra el monumento en memoria del reconocido poeta ciego de Garrucha, Antonio Cano Cervantes.
  • Paseo del malecón. Sobre sus losas rojas y blancas y amurallado por su mármol blanco puedes disfrutar de un tranquilo paseo en el que disfrutar del Mediterráneo y hacer alguna parada para tapear en sus restaurantes o degustar un exquisto plato con sabor a mar.

Puerto de Garrucha

  • Puerto y lonja de Garrucha. Su puerto pesquero está considerado como uno de los más importantes de la provincia. Y en su activa lonja, puedes ver cómo se realiza la subasta todos los días de pescado y marisco fresco. En su interior podrás observar dos impresionantes mosaicos, uno de ellos de la Virgen del Carmen del artista Clemente Gerez y otro de la venerada imagen de la Virgen de los Dolores.

Castillo de Jesús Nazareno Paciente

  • Castillo de Jesús Nazareno Paciente. Construido en 1769 por el arquitecto veratense Francisco Ruiz Garrido, esta fortaleza defendía las costas de los ataques de la piratería, y en la actualidad alberga el centro de interpretación de la pesca NAUTARUM.
  • Fiestas de Garrucha. El 16 de julio, en honor a la Virgen del Carmen, patrona de la localidad, se organiza una asada de sardinas y se realiza una procesión en barco. Ya en agosto, se celebra la Feria de San Joaquín, del 14 al 18, orquestas y casetas entretienen a los visitantes. La Semana Santa es otra de las grandes fiestas con la representación teatral de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. El Día de la Vieja, las cruces de mayo o la Noche de San Juan, son otras celebraciones destacadas.

25 años protegiendo el paraíso de Cabo de Gata

Publicado en

Vista Parque Natural de Cabo de Gata

Un paraíso en la tierra, un lugar de contacto directo con la naturaleza, así es la estancia en Cabo de Gata. Cuando se cumplen 25 años de su declaración como Parque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata-Níjar, desde SABOR A MAR queremos homenajear a este espacio poniendo en valor sus ecosistemas naturales, sus paisajes, su calas infinitas y su alto valor ecológico y turístico.

ZONA PROTEGIDA

Es uno de los espacios naturales españoles afectado por un mayor número de figuras de protección, tanto de carácter natural como cultural. Conforma uno de los paisajes más áridos de Europa, y uno de los pocos de origen volcánico objeto de protección. Es el espacio protegido marítimo-terrestre de mayor superficie y relevancia ecológica de todo el Mar Mediterráneo Occidental europeo. Además el Cabo de Gata tiene otras figuras de protección como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), 1989; Humedal de Importancia Internacional (RAMSAR), 1989, Las Salinas del Cabo de Gata; Reserva de la Biosfera, 1997; Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM), 2001 y Geoparque, 2001.

FLORA Y FAUNA

Por su carácter endémico, por estar amenazadas o por ser esenciales en el desarrollo de los ecosistemas, la flora y la fauna del Parque Natural de Cabo de Gata tiene una gran relevancia. Tanto sobre la superficie como bajo la mar, miles de especies sorprenden a los visitantes. Entre su rica fauna marina se pueden encontrar moluscos, jibias, erizos, estrellas de arena, crustáceos, salmonetes, herreras, tordos, hasta peces de colores como el reyezuelo, el verrugallo, el pez verde, la mojarras y a mayor profundidad, el mero, la morena y el rascacio.

La comunidad de aves que llega hasta las Salinas de Cabo de Gata, es otro de los atractivos del parque. Entre las más de 142 especies de aves catalogadas en este humedal destacan las avocetas, flamencos, cigüeñuelas o el chorlitejo patinegro. Reptiles, anfibios y otros mamíferos como la víbora hocicuda, la culebra bastarda, la musarañita, el zorro, o la comadreja, el tejón, también forman parte de esta familia

En cuanto al catálogo de vegetales está formado por más de 1.000 especies terrestres y hasta 250 marinas, entre las que se cuentan algunas de gran importancia ecológica como la Posidonia oceánica. Y otras que sólo podremos encontrar en Cabo de Gata como la aulaga mora, dragoncillo del Cabo, clavelina del Cabo, zamarrilla del Cabo, Androcymbium europaeum, etc…

Naturaleza en Cabo de Gata

OCIO

El clima, la belleza del paisaje, y el valor ecológico del entorno, hacen del parque un escenario idóneo para la práctica de actividades al aire libre. Los deportes náuticos son los protagonistas, surf, vela, esquí acuático y diversos centros de buceo y establecimientos de alquiler de barcos, motos náuticas y piraguas componen la oferta para disfrutar de los privilegios de Cabo de Gata en pleno contacto con la naturaleza.

Buceo en Cabo de Gata

CALAS INFINITAS

Sus numerosas calas son uno de los reclamos más importantes, muchas de ellas casi vírgenes, trasladan a los visitantes a otros tiempos. Ocultas en espacios recónditos, bañadas por sus cálida aguas, y cubiertas por su arena fina, se convierten en playas paradisíacas.

Calas de Cabo de Gata

El Almejero, del mar a la mesa

Publicado en

Mirando a la mar, en pleno Puerto pesquero de Garrucha, se encuentra el restaurante El Almejero. Bajo el lema ‘Del mar a la mesa, ya que si no hay pescado fresco cerramos’, este establecimiento se ha convertido en un emblema de la calidad gastronómica del LEVANTE ALMERIENSE con tres tenedores. Cocina mediterránea y marinera, cuya materia prima, pescados y mariscos, proceden de la Lonja de Garrucha.

Pepe Rodríguez Ross, el Almejero, es el propietario de este establecimiento, que nació en 1978 como un chiringuito de 12 metros cuadrados y que hoy ocupa 550 metros cuadrados, y que es nombrado en artículos por el periodista y escritor Javier Reverte como “el mejor restaurante de todo el Mediterráneo”.

“Hubo una época en Garrucha que la gamba se perdió, y un socio y yo descubrimos aquí un banco de almejas entre Mojácar y Villaricos, y todos nos fuimos a pescar almeja. Ese compañero y yo regentábamos un pequeño chiringuito y su suegra nos hizo el cartel de El Almejero”, nos cuenta Pepe sobre el origen del nombre. Tras tomar él sólo las riendas del restaurante, Pepe, el Almejero, continuó con la denominación y fue ampliando el negocio hasta darle el prestigio con el que actualmente cuenta en todo el LEVANTE ALMERIENSE.

La calidad de su cocina y de su materia prima son las claves de su éxito. Cuando llegan los barcos al Puerto pesquero de Garrucha, Pepe o sus empleados se acercan a la lonja para hacerse con las capturas de mejor calidad, desde la gamba roja hasta el borazo, el gallo pedro, el salmonete, el mero, el rape…

Pedro Moreno, jefe de sala, nos sugiere empezar el almuerzo en El Almejero con gamba roja de Garrucha, pescado al horno, fritura o plancha de cualquiera de las especies seleccionadas ese mismo día en la lonja. Unos guisos marineros, un gallopedro frito, unos bogavantes, unas cigalas, unas langostas, unas doradas, un lenguado, un salmonete… un sinfin de platos y especies forman parte de su carta junto a algunos entrantes tradicionales como el pulpo en aceite, el salmorejo o unos tomates raf con anchoas. Todos sus platos son una delicia para el paladar.