Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Paco Rico

Tras el salmonete con Paco Rico

Publicado en

Nos embarcamos con Paco Rico en una jornada de pesca para conocer de primera mano cómo se pesca el SALMONETE en el Levante Almeriense. Paco Rico, continúa con la estirpe marinera de los Morales, desde los 14 años lleva más de 30 años ejerciendo como pescador artesanal.

La pesca artesanal engloba varias formas o métodos de pescar, están barcos que pescan la jibia, el SALMONETE, la pescadilla, todo lo que concierne a artes de enmalle. Artes que constan de un plomo, un corcho, y red más clara o más ciega, es decir una malla más grande o pequeña en función de las capturas que quieras obtener”, nos explica Rico. Así mismo, afirma que “las artes que empleas al cabo del año dependen de la especie que vayas a pescar jibia, SALMONETE, pescadilla, pargo, lecha, melva…”.

Redes Levante Almeriense

El SALMONETE es según este pescador de Villaricosuno de los pescados estrella de nuestra costa, principalmente hay dos especies salmonete rojo y salmonete blanco, dependiendo del hábitat en el que vive adquiere unas tonalidades más o menos verdosas, y fisicamente el blanco es más cabezón y más alargado, no es tan rojo”, pero en cuanto al sabor “el rojo se lleva la palma”.

Para Paco Rico las características físicas del SALMONETE están relacionadas con las zonas de pesca “hay veces que calamos aquí en la desembocadura del río y el SALMONETE tiende a ser más verdoso, y en la zona de la posidonia tiene un tono más rojizo”.

Salmonetes del Levante Almeriense

Pescamos con red de enmalle, aunque se rompre fácilmente y desgraciadamente en estas pesqueras se rompe mucho. Se suele calar para pillar el SALMONETE rojo en la zona de Arguel, donde la posidonia crece, y el salmonete se encuentra en la arena y en la posidonia, entra y sale, y por supuesto en la zona de roca. El pescado va navegando por el fondo, pegado al suelo, con las barbillas esas que tiene va moviendo fanguico y la arena y va comiendo pequeños crustáceos como cangrejicos, camaroncicos, quisquillicas…”.

Pesca del salmoneteEn cuanto a calar las redes, Paco Rico nos cuenta que hay dos modalidades, “echar la prima se le llama a echar la redes en el horario que comprende entre una hora antes de ponerse el sol, o media hora después de que se ponga”; y el alba “corresponde a calar una hora antes de que se salga el sol y tres cuartos de hora después ir a recogerlo. Por lo que en un par de horas las capturas pueden estar hechas y cuando hay salmonete con ese par de horas sobra para traer jornadas para tierra”.

Nuestra jornada de pesca fue intensa y variada finalmente cayeron en nuestras redes “sargo, vidriera, lecha, diablo, lisa, breca, pargo” y todo lo aprovechamos.

Paco Rico es un pescador de toda la vida, “primero fue mi padre, José Rico, nos inculcó esa necesidad, porque para él la mar es una necesidad espiritual”. Su apego a la mar, no es solo una tradición familiar porque a este pescador la mar le da “libertad, tranquilidad, disfruto estando en la mar, pero también es cierto que te da una de cal y una de arena”. Sobre el negocio de la mar considera que “hoy vivir de la mar se está volviendo cada vez más complicado, no tiene parangón con la mar que conocí hace 20 años, y nada que ver con la que conoció mi padre hace 40 años. Por desgracia han desaparecido muchas especies, se esquilma de manera muy notable y lamentablemente tenemos que aceptar que esto es así. Aunque espero seguir otros 20 años pescando, eso será que tengo salud y que estoy aquí”.

Anuncios

Vidas dedicadas a la mar en Villaricos

Publicado en

“Mi padre, mi abuelo, y los padres de mi abuelo eran pescadores” nos cuenta José Rico, el Morales, un pescador de Villaricos que no puede vivir sin la mar. “Tengo 77 años, y sigo saliendo a la mar con mis hijos, como ellos ignoran tantas cosas, y yo como he estado toda la vida dedicándome a esto pues les enseño”, nos explica. El Morales, apodo que heredó de su padre, lleva dedicando su vida a la mar desde los 15 años, “pescando en Canarias, Castellón de la Plana, Vinaroz, Cabo Verde…”.

Vista de Villaricos

Nacido y criado en Villaricos, “un pueblo tradicional marinero, en el que no hay campo ni agricultura, solo gente de la mar”, el Morales, confiesa que hasta que “no me dé un infarto de éstos que me han dado y mientras que Dios me dé fuerzas, seguiré saliendo a la mar y me gustaría morirme en ella”. Muchas veces “me vengo a dormir en verano al barco, verá usted si le gusta a uno la mar…” y como “yo no sé hacer otra cosa, en casa sigo armando las artes”, nos confiesa.

Pesca de la lecha con moruna

Los Morales practican la pesca de temporada, por lo que según la época del pescado preparan unas artes específicas para cada especie. Este año no ha sido un buen año para la LECHA, la especie protagonista este mes en SABOR A MAR. No hay una explicación clara sobre de porque apenas se han pescado LECHAS, el levante y que la mar es así son los argumentos que los pescadores manejan para explicar esta escaseza.

Paco Rico, hijo de José, continúa con la estirpe marinera de los Morales. Desde los 14 años, edad a la que comenzó hasta hoy, ya son más de 30 años pescando en la mar y afirma que “hoy por hoy no termina uno de aprender”. Sobre esta situación, Paco Rico, considera que aunque “es la época del desove y que la LECHA, pasa más tarde o más temprano por esta zona, la mar no es una ciencia exacta”.

La moruna es el arte de pesca que emplean en Villaricos para capturar la LECHA. “Llevo unos 10 ó 11 años con la moruna”, explica el Morales, y “todos los años nos hemos defendido bien pero este año ni para el gasoil, ni aquí ni en otros lados tampoco”. Los pescadores aprovechan que “el pez viene a desovar, ahora en esta época entra para Levante, por lo que situamos las artes para Levante, y cuando pasa alguno ya se se queda ahí”, comenta.

Pesca en Villaricos

“La moruna es como una almadraba pero en pequeño”, afirma José Rico, y cuando “sacamos el pez con la mano, en el cabecero dos hombres jóvenes le echan mano a la lecha, y eso le da a uno 20 años de vida”. En el caso de la LECHA además, la satisfacción es mayor porque “es brava, es un pescado de 18-25 kg por lo que tiene mucha fuerza, y más cuando se juntan 90 ó 100 pescados el bravío que levantan es para verlo”.

Lecha del Levante Almeriense

En cuanto a esta especie, Paco Rico afirma que “es un pescado que al igual que al atún es enorme, de hasta 400 kg., está dentro de las familia de los jureles, una de las que más se desarrolla, navega con ellos, pero luego se independiza y vive en la piedra, y se alimenta de cefalópodos como el calamar, el pulpo y la jibia”. Además “es muy sabroso, y muy versátil para la cocina”. La LECHA “es un buen pescado para comer, para mi uno de los mejores, sabe muy bien”, afirma el Morales.

“Nosotros pertenecemos a la modalidad de artes menores, alberga muchísimos artes: trasmallo, pijoteras, jibieras, pesca pelágica”, detalla Paco Rico. “Nosotros el resto del año pescamos con trasmallo, pillamos salmonete, jibia, breca… Como el que va a hacerse un traje, cada pescado tiene su arte, aquí si se hace una jibiera es para pillar jibia, si se hace una moruna, se hace para pillar LECHA”, nos explica José Rico. ¿Y tú conoces algún arte específico para alguna especie? Cuéntanoslo!

¡Síguenos en la redes sociales! EN   FACEBOOK  Y  EN  YOUTUBE