Canal RSS

Archivo de la etiqueta: rape

Garrucha, entre la tradición pesquera y el paraíso turístico

Publicado en

Vista de Garrucha

Conocida como la pequeña San Sebastián, Garrucha, es una localidad del LEVANTE ALMERIENSE, situada al norte del Parque Natural de Cabo de Gata Níjar. A lo largo de su historia, como lugar de veraneo de la burguesía minera del siglo XIX, enclave comercial y sede alfolí, Garrucha ha logrado manter su tradición marinera como pueblo pesquero.

Garrucha es toda historia, con vestigios de hace 5.000 años, esta villa abasteció ejércitos, exportó esparto y mármol y fue tierra presa de piratas, siempre fuente de riqueza pesquera vivió su época dorada con el éxito minero. Casinos, clubs de tenis, pistas de bailes, mansiones y señoritos que venían a veranear a Garrucha plagaban el pueblo y lo convertían en la “pequeña San Sebastián”.

A pesar de la crisis de la minería y de la emigración a finales del siglo XIX, el sector pesquero de Garrucha se resistió a desaparecer. La pesca tiene una gran tradición en el municipio, donde las modalidades más representativas son el arrastre de fondo, el rastreo y la pesca con artes menores. Entre las principales especies comercializadas destaca la Gamba roja de Garrucha, que por su precio y sabor es la estrella de la captura, y otras como la melva, la caballa, el jurel, la bacaladilla, la merluza, la brótola, el pez sable, el pez espada y la alacha.

El peso del sector pesquero se refleja en su gastronomía, sus gambas rojas y sus pescados de roca como el gallopedro, la gallineta, el pargo o el mero se convierten en los reyes de la cocina, preparados con vino blanco y aceite de oliva. También se pueden degustar sabrosísimos guisos marineros, preparados con rape o caballa. Y fuera de la mar, son típicas las migas acompañadas de sardinas, tocino frito y pimientos asados, y otros platos tradicionales como los gurullos. El tapeo también tiene su sitio en Garrucha, bares y restaurantes preparan tapas y pequeñas raciones para picar y degustar el verdadero sabor a mar del LEVANTE ALMERIENSE.

RECOMENDAMOS:

Monumento al poeta Antonio Cano Cervantes

  • El Ayuntamiento de Garrucha. Es uno de los más representativos de la comarca, construido hacia el año 1875 sobre un antiguo Alfolí (almacén de sal). En su plaza se encuentra el monumento en memoria del reconocido poeta ciego de Garrucha, Antonio Cano Cervantes.
  • Paseo del malecón. Sobre sus losas rojas y blancas y amurallado por su mármol blanco puedes disfrutar de un tranquilo paseo en el que disfrutar del Mediterráneo y hacer alguna parada para tapear en sus restaurantes o degustar un exquisto plato con sabor a mar.

Puerto de Garrucha

  • Puerto y lonja de Garrucha. Su puerto pesquero está considerado como uno de los más importantes de la provincia. Y en su activa lonja, puedes ver cómo se realiza la subasta todos los días de pescado y marisco fresco. En su interior podrás observar dos impresionantes mosaicos, uno de ellos de la Virgen del Carmen del artista Clemente Gerez y otro de la venerada imagen de la Virgen de los Dolores.

Castillo de Jesús Nazareno Paciente

  • Castillo de Jesús Nazareno Paciente. Construido en 1769 por el arquitecto veratense Francisco Ruiz Garrido, esta fortaleza defendía las costas de los ataques de la piratería, y en la actualidad alberga el centro de interpretación de la pesca NAUTARUM.
  • Fiestas de Garrucha. El 16 de julio, en honor a la Virgen del Carmen, patrona de la localidad, se organiza una asada de sardinas y se realiza una procesión en barco. Ya en agosto, se celebra la Feria de San Joaquín, del 14 al 18, orquestas y casetas entretienen a los visitantes. La Semana Santa es otra de las grandes fiestas con la representación teatral de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. El Día de la Vieja, las cruces de mayo o la Noche de San Juan, son otras celebraciones destacadas.

Nuevo ganador del concurso de febrero de Sabor a mar

Publicado en

Fin de semana en el Levante AlmerienseTras la renuncia del ganador del mes de febrero del FIN DE SEMANA CON SABOR A MAR EN EL LEVANTE ALMERIENSE, hemos vuelto a sortear entre los acertantes a la pregunta sobre la BRÓTOLA este premio. Y el afortunado que podrá disfrutarlo es… BENJAMÍN PÉREZ!  El premio incluye alojamiento de una noche en habitación doble con desayuno en el Hotel TERRAZACA CARMONA y un menú degustación para dos personas en el Restaurante TERRAZA CARMONA. El menú consistirá en aperitivos como dúo de patés de pichón con pistachos e hígado de rape y brótola, remojón almeriense con naranjas y bacalao, rollitos de berenjenas rellenas de anchoas y quisquillas y roscos de pulpo al ajillo con espinacas. El plato individual contará con cuatro degustaciones de guisos típicos almerienses. Y el segundo plato corresponderá a la receta presentada por TERRAZA CARMONA a SABOR A MAR: Lomos de brótola fritos en costra de maíz con salsa de quisquillas y revoltillo de sus huevas. Postre: Tarta borracha y bizcocho de dátiles sobre crema helada de talvinas veratenses. Bebidas: cervezas, refrescos, selección de vinos almerienses, café, infusiones y licor de frutas.

Recordad que el Grupo de Desarrollo Pesquero del Levante Almeriense a través del proyecto SABOR A MAR va a activar este viernes, 6 de abril, un nuevo concurso que podréis consultar en nuestro facebook en la pestaña CONCURSA. Solo con responder correctamente a la cuestión que os planteamos en facebook y cuya respuesta está en los posts de nuestro blog, podréis disfrutar de un fin de semana único en el LEVANTE ALMERIENSE!!

Enhorabuena al ganador y suerte a todos los que participéis en el nuevo concurso!

La aventura de ir a la mar

Publicado en


Os dejamos este vídeo con nuestra primera jornada de pesca en el LEVANTE ALMERIENSE. Al parecer pudo ser más productiva según José Cervantes, Patrón del buque Bahía de Garrucha en el que nos embarcamos. Pero así es la aventura de ir a la mar, nunca sabes lo que te deparará. Aunque capturamos una buena cantidad de marisco “nos han faltado unas cuantas cajas más de pescado”, afirma el Patrón. Para nosotros, sin embargo, la faena no estuvo mal siendo nuestro primer día “pillamos unos 10-12 kilos de gamba blanca, 2 cajas de pijota, 2 cajas de bacalao, 3 cajas de brótola, 2 ó 3 retales más de rape, pulpo y pota”, enumera Cervantes.

La jornada en la mar empieza siempre, según nuestro Patrón, teniendo en cuenta “el tiempo que va a hacer, cuanto tiempo lleva descansado el caladero; y si hace levante o poniente tienes que ir a una zona o a otra, y dependiendo de ésto vas a la gamba o al pescado…”. Cuando se llega al caladero “vamos alargando el arte poco a poco, después de unos minutos llega al fondo y estamos tres o cuatro horas arrastrando de un lado a otro”, explica, luego “elevas y ves como se ha dado el sitio, es un poco ir a la aventura”. A veces subes las artes y “ves la red llena, toda una alegría”, pero la captura sola no cuenta si no hay buena venta. Y otras veces “subes las artes y vienen la mitad de ellas”, ahí llega la decepción.

Con 48 años “sin querer queriendo” y embarcado desde los 17 años, José Cervantes lleva “31 años ininterrumpidos de chicote a rabo trabajando como pescador, 11.000 días embarcados ya”, nos cuenta. Como Patrón del Bahía de Garrucha comparte con sus hermanos la propiedad del barco, “la finca es nuestra y es lo que tenemos, lo que hemos vivido desde pequeños”.

El Almejero, del mar a la mesa

Publicado en

Mirando a la mar, en pleno Puerto pesquero de Garrucha, se encuentra el restaurante El Almejero. Bajo el lema ‘Del mar a la mesa, ya que si no hay pescado fresco cerramos’, este establecimiento se ha convertido en un emblema de la calidad gastronómica del LEVANTE ALMERIENSE con tres tenedores. Cocina mediterránea y marinera, cuya materia prima, pescados y mariscos, proceden de la Lonja de Garrucha.

Pepe Rodríguez Ross, el Almejero, es el propietario de este establecimiento, que nació en 1978 como un chiringuito de 12 metros cuadrados y que hoy ocupa 550 metros cuadrados, y que es nombrado en artículos por el periodista y escritor Javier Reverte como “el mejor restaurante de todo el Mediterráneo”.

“Hubo una época en Garrucha que la gamba se perdió, y un socio y yo descubrimos aquí un banco de almejas entre Mojácar y Villaricos, y todos nos fuimos a pescar almeja. Ese compañero y yo regentábamos un pequeño chiringuito y su suegra nos hizo el cartel de El Almejero”, nos cuenta Pepe sobre el origen del nombre. Tras tomar él sólo las riendas del restaurante, Pepe, el Almejero, continuó con la denominación y fue ampliando el negocio hasta darle el prestigio con el que actualmente cuenta en todo el LEVANTE ALMERIENSE.

La calidad de su cocina y de su materia prima son las claves de su éxito. Cuando llegan los barcos al Puerto pesquero de Garrucha, Pepe o sus empleados se acercan a la lonja para hacerse con las capturas de mejor calidad, desde la gamba roja hasta el borazo, el gallo pedro, el salmonete, el mero, el rape…

Pedro Moreno, jefe de sala, nos sugiere empezar el almuerzo en El Almejero con gamba roja de Garrucha, pescado al horno, fritura o plancha de cualquiera de las especies seleccionadas ese mismo día en la lonja. Unos guisos marineros, un gallopedro frito, unos bogavantes, unas cigalas, unas langostas, unas doradas, un lenguado, un salmonete… un sinfin de platos y especies forman parte de su carta junto a algunos entrantes tradicionales como el pulpo en aceite, el salmorejo o unos tomates raf con anchoas. Todos sus platos son una delicia para el paladar.