Canal RSS

Archivo de la etiqueta: técnicas de pesca

El pescador contra el atún, un pulso de vida o muerte

Publicado en

Los brazos del marinero contra la fortaleza vital del ATÚN, así es la lucha que mantienen ambos durante la pesca de esta especie en el LEVANTE ALMERIENSE. Ramón Aguado, el Gato, aprendió de su padre, y su padre de su abuelo, y así sucesivamente, y ellos le enseñaron que “a la mar miedo nunca, pero si respeto”. Tras 40 años en la mar, todavía se emociona cuando pican, y eso significa que “hay pesca, y es que el día que no me emocione no iré nunca más a la mar”. Una dilatada experiencia que nos muestra con sus conocimientos sobre el ATÚN, “un pez muy bravo, con mucha fuerza” cyua captura le produce una gran satisfacción personal, y es que tiene su mérito “pescar con un anzuelo un pez de hasta 500 kg”.

Es un pulso “tú contra él, son los brazos del marinero contra el ATÚN, mientras él tira con todas sus fuerzas para no perder la vida”, nos cuenta otro pescador de Carboneras, Juan Belmonte. Esta tarea llega a ser peligrosa, “se ha llevado a gente para abajo y aún estamos esperando todavía” señala el Gato, quien destaca la técnica de pesca que emplean “trabajando de tú a tú con el pescado, artesanalmente con el anzuelo”.

Atunes en el Levante Almeriense

Para Enrique Aguado el instante en el que se pesca el ATÚN “es un momento muy complicado con mucho peligro” y es que el ATÚN “es tan bravo, que tiene tanta fuerza como 10 personas”, por eso “la experiencia es muy importante”. Posteriormente “lo amarramos al barco, mientras otro lo engancha y lo vamos acercando hasta la borda, con mucho cuidado, para no destrozar la carne, de gran valor comercial”, señala. De su propia experiencia recuerda que el ATÚN más grande que pescó pesaba 520 kg, pero “conozco a pescadores que llegaron a pillar atunes de hasta 750 kg”. Un trabajo muy duro que según Enrique Aguado solo puedes realizar si verdaderamente te gusta.

Embarcación de palangre en el puerto de Carboneras

Carboneras, un referente de la pesca de palangre de superficie del Mediterráneo

Juan Belmonte afirma que los marineros de Carboneras son conocidos en todo el Mediterráneo porque “hemos sido la flota de palangre de superficie más grande”. Y aunque “en Carboneras hemos tenido épocas de mala pesquerías y hemos pescado otras especies alternativas, el ATÚN supone el 60% de las capturas, con los puestos de trabajo que ello implica fuera de la mar”. Por cada puesto de la mar “son 10 indirectos de tierra, esto es una cadena y si la rompemos no anda la bicicleta”, nos explica Ramón Aguado.

“La pesquería la empezábamos a principios de mayo, cuando viene el pescado del derecho, y la acabábamos sobre julio cuando el pescado había desovado y volvía para el Atlántico, ahora pillamos en todas las épocas del año”, afirma Belmonte. Este pescador aún recuerda cuando embarcó por primera vez, con solo trece años vivió durante 29 días su primera experiencia en la mar.

Ramón Aguado, el Gato, nos cuenta el valor de Carboneras en la pesca de esta especie, “desde aquí hemos recorrido medio mundo desde las costas de Libia hasta Cabo Blanco, arrancábamos en Libia a primeros de mayo, después Lampedusa, Cerdeña, Sicilia, Argelia, Túnez, y acabábamos aquí en Mallorca, Cabo de Gata o en Palos, siguiendo la dirección del ATÚN.

Después de relatar la experiencia de estos pescadores, os atrevéis a pescar unos atunes? Contadnos vuestra experiencia como pescadores!!

Anuncios

Odisea de la pesca artesanal en Cabo de Gata

Publicado en

Como una tarea heroica desarrollan cada día los pescadores de San Miguel de Cabo de Gata su labor marinera. Condicionados por el viento de Poniente, por tener que cumplir las restricciones de trabajar en una zona protegida, por tener que botar el barco cada día a mar abierto, los pescadores de artes menores de San Miguel de Cabo de Gata viven su oficio de pescador de un modo diferente. “No somos igual que el resto de los núcleos pesqueros del Parque, tenemos la dificultad del tiempo, cuando hay poniente ya no podemos salir, además estamos dentro de un Parque natural y una reserva marina, por lo que tenemos unas restricciones especiales”, afirma Luis Rodríguez Rodríguez, El Chato, pescador y presidente de la Asociación de Pescadores Artesanales del Parque (PESCARTES), formada por pescadores de Cabo Gata, San José, La Isleta, Aguamarga y Carboneras.

San José en Cabo de Gata

“A mi me han salido los dientes en la mar, siempre hemos trabajado con artes que necesitaban mucha gente, y mi escuela ha sido la gente”, recuerda El Chato, quien lo primero que hace por la mañana, es ver el tiempo, “me levanto me tomo el cafelillo y en la caseta espero a que llegue el marinero”. Antes se miraba el cielo, a las nubes o se escuchaba el trinar de un pájaro “ahora trabajamos más seguros, en el barco llevamos VHF y nos dan el parte meteorológico cada hora”, asegura.

Niño en un barco de pesca artesanal

“Soy un pescador de artes menores, que realiza pesca artesanal con trasmallo, nasa, con jibieras, con palangrillo, dependiendo de la época y del arte, capturamos una especie u otra, ahora estamos pescando JIBIA”, señala Luís Rodríguez. La clave de la pesca artesanal en esta zona está en la alternancia de las artes, dicha alternancia está condicionada por la época del año y a su vez determina la especie a capturar, por eso entre los principales pescados de época que capturan están la melva, el salmonete, la JIBIA

Pesca artesanal en San Miguel Cabo de GataLa pesca artesanal se practica en todo el mundo, pero es curioso que “la pesca artesanal como se realiza en el resto de España o dentro del Parque es distinta en San Miguel de Cabo de Gata por la dificultad de estar en un playa. No tenemos hielo, no tenemos gasoil, no tenemos donde guardar los aperos de pesca”, afirma el Chato. En un día de viento donde los pescadores tienen puerto o refugio “no tienen la dificultad que nosotros tenemos. Aquí en cuanto hay un poco de oleaje no puedes botar el barco en el agua por las olas que se producen en la orilla”, situación que les obliga a quedarse en tierra reparando las redes y arreglando los barcos pero sin obtener ganancia alguna.

Pesca Artesanal en Cabo de Gata

Como pescador artesanal que ha aprendido de su padre, al Chato le gustaría que su hijo, que también trabaja con él, aprenda este oficio y pueda seguir ejerciéndolo. Los Chatos, los Arenques, los Leñeros, los Carrellines, son algunos nombres de patrones, “viejos conocidos en los puertos de Castellón a Ceuta”, que están desapareciendo, “en los años 80 éramos veinte barcos ahora quedamos cuatro”.

EL RESPETO AL MEDIO AMBIENTE, CLAVE DE LA PESCA ARTESANAL

Macarena Molina Hernández, gerente de Ecoalmeria Iniciativas Ambientales, asegura que el Parque Natural de Cabo de Gata le debe a la pesca artesanal “el estado de conservación de sus fondos marinos, gracias a su actitud respetuosa con el medio ambiente, con las capturas…”.

Esta actitud se debe a que los pescadores artesanales consideran a “la mar como una madre, ellos entran a la mar y salen cuando ella quieren, saben que quien manda es la mar”, afirma Macarena Molina. Y siguen sus ritmos, “ellos van rotando sus aparejos, cambiando de arte igual que en la agricultura, y es que ellos capturan en función del ciclo vital de los peces, saben cuando tienen que pescar menos para conseguir lo mismo, ellos prefieren coger una jibia grande que cinco pequeñas”.

Puesta de sol en Cabo de Gata

Además de su valor patrimonial, la pesca artesanal “es una de las señas principales de la comarca, en una zona donde las posibilidades de trabajo están muy limitadas por el respeto al medio ambiente, han logrado que se asentaran los núcleos de población,”, señala la gerente, quien reclama que al igual que se protegen las especies “habría que proteger a estas poblaciones, actualmente son sostenibles, y deberíamos poner en valor todo lo que ellos están protegiendo”.

Más información sobre la pesca artesanal en Cabo de Gata PINCHA AQUÍ.


Abril: la nutritiva jibia

Publicado en

Jibias del Levante AlmerienseJIBIA, sepia, choco… Todos conocemos a este riquísimo cefalópodo que este mes de abril se convierte en el protagonista de Sabor a mar. En su tinta, a la plancha, a la romana, en arroces, en calderetas, con alioli… nos gusta de todas las maneras, y por eso desde Sabor a mar queremos que conozcáis con más detalle cómo es la JIBIA del LEVANTE ALMERIENSE. Nutricionalmente aporta vitaminas tipo D y B, hierro, calcio, potasio y fósforo, minerales y proteínas con un alto valor biológico. Su contenido en grasas es bajo y su nivel de colesterol es inferior al del calamar. La JIBIA es uno de los productos más demandados entre los mariscos, moluscos y crustáceos frescos, debido a su sabor, al hecho de que es asequible y a que se encuentra en el mercado durante todo el año procedente de diversos lugares.

Su cuerpo es de mediano tamaño, ancho, oval, aplanado, con una longitud media de entre 20 y 40 centímetros. Posee colores variables del grisáceo pálido al marrón oscuro o pardo. Cuenta con ocho brazos y dos tentáculos más largos y con ventosas que usa para capturar a sus presas y para reproducirse. Se desplaza gracias a las dos aletas que recorren todo su cuerpo, y mediante la emisión de un chorro de agua a presión a través de una abertura corporal situada detrás de la cabeza. A través de ésta despide un chorro de tinta que le permite oscurecer el agua y evadirse de sus enemigos.

Puede vivir en diversas profundidades y tiene una gran capacidad de adaptación a zonas arenosos, rocosas e incluso en praderas de algas como la Posidonia oceánica. La JIBIA es carnívora y se alimenta de gambas, cangrejos y pequeños peces.

Pesca en el Levante Almeriense

Nasas, trasmallos y redes de arrastre son las principales artes de pesca empleadas para su captura, así como otros aparejos artesanales. En Cabo de Gata, en pleno LEVANTE ALMERIENSE usan las jibieras, un arte de pesca artesanal de fondo de forma rectangular que se cala cerca de la costa en fondos poco profundos.

CURIOSIDADES

  • La JIBIA es un depredador que se camufla entre la arena cambiando el color de su piel para sorprender a sus presas. Cuando éstas se aproximan lanza sus dos tentáculos para atraparlas con sus ocho brazos, las paraliza y las mata con un pico córneo que posee en la boca.
  • A diferencia de otros cefalópodos que mueren nada más desovar, la JIBIA hembra puede llegar a poner hasta 3.000 huevos a lo largo de su vida. Los huevos fecundados son del tamaño de una uva y son depositados sobre piedras o algas. La JIBIA los recubre de tinta para camuflarlos de los depredadores.
  • Un antiguo método de pesca de la JIBIA, hoy prohibido, era el denominado con reclamo. Se ataba una sepia hembra al extremo de un sedal, se tiraba al mar y se izaba cuando varios machos se abrazaban a ella. Actualmente se utiliza una figura con forma de sepia.

La aventura de ir a la mar

Publicado en


Os dejamos este vídeo con nuestra primera jornada de pesca en el LEVANTE ALMERIENSE. Al parecer pudo ser más productiva según José Cervantes, Patrón del buque Bahía de Garrucha en el que nos embarcamos. Pero así es la aventura de ir a la mar, nunca sabes lo que te deparará. Aunque capturamos una buena cantidad de marisco “nos han faltado unas cuantas cajas más de pescado”, afirma el Patrón. Para nosotros, sin embargo, la faena no estuvo mal siendo nuestro primer día “pillamos unos 10-12 kilos de gamba blanca, 2 cajas de pijota, 2 cajas de bacalao, 3 cajas de brótola, 2 ó 3 retales más de rape, pulpo y pota”, enumera Cervantes.

La jornada en la mar empieza siempre, según nuestro Patrón, teniendo en cuenta “el tiempo que va a hacer, cuanto tiempo lleva descansado el caladero; y si hace levante o poniente tienes que ir a una zona o a otra, y dependiendo de ésto vas a la gamba o al pescado…”. Cuando se llega al caladero “vamos alargando el arte poco a poco, después de unos minutos llega al fondo y estamos tres o cuatro horas arrastrando de un lado a otro”, explica, luego “elevas y ves como se ha dado el sitio, es un poco ir a la aventura”. A veces subes las artes y “ves la red llena, toda una alegría”, pero la captura sola no cuenta si no hay buena venta. Y otras veces “subes las artes y vienen la mitad de ellas”, ahí llega la decepción.

Con 48 años “sin querer queriendo” y embarcado desde los 17 años, José Cervantes lleva “31 años ininterrumpidos de chicote a rabo trabajando como pescador, 11.000 días embarcados ya”, nos cuenta. Como Patrón del Bahía de Garrucha comparte con sus hermanos la propiedad del barco, “la finca es nuestra y es lo que tenemos, lo que hemos vivido desde pequeños”.

La merluza, protagonista del primer Concurso de Sabor a mar

Publicado en

Este mes con la merluza del LEVANTE ALMERIENSE como protagonista en Sabor a mar, os invitamos a conocer esta especie de la mano de sus pescadores y cocineros. A través de nuestros posts, de nuestro facebook y de los vídeos que colgaremos en nuestro Canal Cocina sabor a mar de Youtube os descubriremos sus técnicas de pesca, sus recetas y el restaurante donde degustarla en el LEVANTE ALMERIENSE. Y con la merluza damos la bienvenida al CONCURSO SABOR A MAR. Si respondéis correctamente a la pregunta que plantearemos en nuestro facebook, cada mes podréis participar en un concurso para conseguir un fin de semana en el LEVANTE ALMERIENSE para dos personas, incluyendo alojamiento en habitación doble y desayuno, y un menú degustación para dos personas en un restaurante del lugar. Os dejamos las BASES para los interesados en participar y os planteamos la pregunta de nuestro primer concurso: ¿CUÁL ES EL TAMAÑO MÍNIMO DE CAPTURA DE LA MERLUZA EN EL MEDITERRÁNEO? Podéis contestar ya a la pregunta en nuestro facebook y a disfrutar de un fin de semana en el LEVANTE ALMERIENSE.

Para consultar las bases pincha en BASES DEL CONCURSO SABOR A MAR

Con ‘salitrilla’ en la sangre

Publicado en


Dice que tiene ‘salitrilla’ en la sangre y que el que ha nacido debajo de la quilla de un barco, nunca deja de ser pescador. Por eso Juan Cervantes, ‘El Palomo’, siempre será pescador. A sus 61 años sigue pegado a la mar tras ser Patrón mayor de la Cofradía de pescadores de Garrucha, vicepresidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores durante 16 años y presidente durante cuatro de este mismo organismo. Reconoce el poder de la experiencia, y afirma haber aprendido a pescar en el LEVANTE ALMERIENSE de su padre y del resto de pescadores, una gran familia que se une en la Cofradía de Garrucha. Y es que para ‘El Palomo’ las cofradías “no deben de faltar, quien vende es el mismo pescador, y si ganamos o perdemos somos nosotros mismos”.

Habla de su antiguo barco el Marcelo I como si de una persona se tratase, y se le saltan las lágrimas al recordar el día que lo desguazaron, “ese día fue un llanto”. Afirma que a la mar siempre hay que tenerle respeto, pero “miedo nunca”, y que hay que buscarle “su beneficio y rentabilidad pero siempre cuidándola”. Por eso apuesta por una pesca que preserve las especies, porque “mis hijos, mis nietos y biznietos van a vivir de la mar y hay que sacarle lo mínimo para que día a día se vaya regenerando y vaya dando más capturas”.

Embarcamos

Publicado en

Los tripulantes de SABOR A MAR comenzamos nuestro periplo por aguas del LEVANTE ALMERIENSE. Un viaje que queremos compartir con vosotros para daros a conocer la cocina marinera y el patrimonio pesquero del LEVANTE ALMERIENSE. Cada mes una especie se convertirá en la protagonista de la mar y del plato a través de este blog, de nuestro perfil en facebook y de nuestro canal en Youtube, Cocina Sabor a mar, en el que subiremos vídeos semanalmente. Revelaremos técnicas de pesca tradicionales de la voz de los pescadores de la zona y  trucos de cocina para elaborar las recetas más auténticas de la mano de los restauradores del lugar.